La teta

Tomé teta hasta los tres años y medio. No es que yo lo recuerde de un modo consciente, es lo que mi madre me ha contado. Ahora soy madre de una niña de cuatro años que aún sigue lactando. Tomar teta y dar teta establecen un vínculo dificilmente comparable a ningún otro. Tomar teta supone contacto, calor, sostén, olor, piel, sabor,… y por supuesto también alimento, en sentido literal y en sentido amplio. Dar teta supone igualmente contacto, calor, piel, supone saberte dadora de vida, supone corporalidad, capacidad de alimentar ante cualquier circunstancia o adversidad, supone rendirte ante la maravilla que es la naturaleza humana y el cuerpo femenino.

madre de leche
Sin duda,como dice el lema, la lactancia materna supone un trinfo para toda la vida. Y es que dar teta en estos tiempos que corren es un gran reto para nosotras como mujeres. No es fácil enfrentar el entorno, las críticas, las dudas sobre nuestra capacidad nutricia, sobre la calidad de nuestra leche, sobre la conveniencia o no de “prolongarla” más allá de algunos meses,… La TETA, así, con mayúsculas, es idolatrada por algunos(as) y demonizada por otros(as). No creo que exista ninguna otra parte de nuestro cuerpo sujeta a tanto debate, tanta alabanza y tanta crítica. ¿Qué ha podido ocurrirnos como sociedad para que, aquello que garantiza el alimento en los primeros años de vida y por tanto, nuestra superviviencia como especie, esté condenado a este debate y cuestionamiento de tiempo, forma, espacio,…? “No de la teta en esa posición”, “No más de 10 minutos cada teta”, “Sólo cada tres horas”, “Ya te tiene de chupe”, “de noche no”, “más allá de los 6 meses es agua”,….. Todo el mundo sabe, mejor que nosotras mismas, lo que es mejor para nosotras y para nuestros hijos (as): el pediatra opina, el médico de cabecera, la vecina de enfrente, la madre y la suegra, familiares diversos y los desconocidos que de casualidad nos ven dar teta en algún lugar….


Realmente es un problema dar teta? Pienso que esta persecución y demonización de la teta no es gratuita, no es inocua ni es casual. El “problema” de la teta es que es cuerpo de mujer, y como todo en la mujer, está sujeto a opinión y a intervención por parte de terceros. Nuestros cuerpos hace tiempo que dejaron de pertenecernos para pertenecer al Estado, a la Iglesia, al Mercado y a cualquier otro poder de la sociedad. Las mujeres deben estar intervenidas, sujetas a leyes, a normas, a dictados y a principios. Esta sociedad no puede permitirse que las mujeres sean dueñas absolutas de sus cuerpos, por que entonces descubririamos el poder que tenemos cuando somos libres y eso asusta mucho a una sociedad acostumbrada a depositar la responsabilidad en terceros.
Como decía al inicio, me alimentó una mujer. Ahora, yo alimento a otra. La lactancia es ecológica, es económica, es natural y pura, es el mejor alimento posible para nuestras crias sin coste alguno, es prevención y fomento de la salud del bebé y de la mamá. En esta cadena de amor, de entrega, de contacto, de intercambio se construye la sociedad del futuro. Tengo la esperanza que mis nietos vivirán en una sociedad más amorosa e igualitaria que la que me tocó vivir. No sé que pueda ocurrir de aquí a entonces, pero creo firmemente que la calidez de los cuidados que ofrecemos a nuestros hijos(as) desde el inicio determinan el adulto que será. Una sociedad que propone el desapego, el dejar llorar, no tomarles en brazos, separarles desde el inicio del cuerpo materno como medida preventiva para que sea  “independiente” sólo puede crear seres humanos que arrastran perpetuamente la necesidad de cuidado, de ser amados y sostenidos, la necesidad de contacto, adultos infantilizados incapaces de cuidar de sí mismos y mucho menos de un tercero.  Es necesario que como sociedad garanticemos a nuestros hijos lo que es un Derecho per sé, no sujeto a nada, y es el derecho a ser alimentado por el cuerpo de su madre, por que, como dice Nils Bergman, “… Nada tiene sentido para el recién nacido salvo desde el punto de vista  del cuerpo de la madre”.

 

Anuncios

2 comentarios en “La teta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s